Notas Sonoras

22.2.11

EL MARIDO VERDUGO. Carolina Coronado


Hace poco he descubierto a una poetisa extremeña, nacida en Almendrelajo, que a medida que voy conociendo más su obra, más me fascina. Eso mismo me ha pasado con el poema que Carolina Coronado escribió en 1843. Trata el asunto de los malos tratos con una claridad asombrosa para la época; esto me hace ver que esta mujer, además de ser una gran artista, era muy valiente; lo que me lleva a pensar, que era una gran mujer. Hay dejo un fragmento:

(...)

Ella os dirá que a veces siente el cuello
por sus manos de bronce atarazado,
y a veces el finísimo cabello
por las garras del héroe arrebatado.

Que a veces sobre su seno transparente
cárdenas huellas de sus dedos halla;
que a veces brotan de su blanca frente
sangre las venas que su esposo estalla.

¡Y que hay del tierno corazón llagado
más sangre, más dolor la herida brota,
que el delicado seno macerado,
y que la vena de sus sienes rota!...

Así hermosura y juventud al lado
pierde de su verdugo; así envejece;
así lirio suave y delicado
junto al áspero cardo arraiga y crece.

Y así en humanas formas escondidos,
cual bajo el agua del arroyo el cieno,
torpes vivientes al amor uncidos
la madre sociedad nutre en su seno.

EL MARIDO VERDUGO. Carolina Coronado

1 comentarios:

  • Los poemas, Jorge, son las vitaminas de la buena política. Durante los mítines de los años 30, los políticos de izquierda se hacían acompañar por poetas que trazaban el alma del discurso. Yo no sé si es que no quedan poetas o no quedan políticos.
    Yo no sé si me gustaría ser poeta o político.

    Goyo
    22-feb-11

    De Anonymous Goyo Tovar, A las 9:20 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal