Notas Sonoras

14.11.10

NEGRO



El negro, ese es su color. Un negro suave, cálido e infantil. Un negro oscuro que llenaba de luz allá por donde pasaba. Un negro que iluminaba hasta la más tenebrosa oscuridad. Y cuando ese color se iba, por momentos, aparecía el frío en nuestras vidas. La casa se quedaba oscura, triste, y las lágrimas no hacían más que humedecer lo inevitable, éramos conscientes que empapar la ausencia no hacía más que hinchar la melancolía.

Pero equivocadamente pensábamos que ahí se quedaría, que la nostalgia de su recuerdo sería llevadera y que con jugar con la imaginación pensando en ella, nos aportaría una irreal pero placentera sensación de cercanía. Y efectivamente así era, era porque ya no es.

Ahora desde la lejanía sentimos cómo el color ya no irradia esa luz, el frío es más gélido que nunca aquí y allí, y las lágrimas de nuestro color ahora empapan una arena seca que no se mojará jamás.

Hoy, a alguien no le gusta su color, nuestro color. Son los mismos indeseables que han decidido apagar su luz, esos mismos que colocaron la arena seca que jamás debió existir. Esos que bajo un manto de intolerancia esconden la bajeza de su cobardía. Sí, eso es lo que son, cobardes. Cobardes que desahogan su frustración haciendo sufrir.

Entonces escuhamos un triste susurro de nuestro color: YO NO HE HECHO NADA, dijo. Fue entonces cuando descubrí la verdad, la única verdad posible: el negro no es su color, nuestro color; su color, nuestro color, es LIBERTAD.
Para Maglaha

1 comentarios:

  • Y el Gobierno socialista mirando para otro lado mientras se masacran saharauis... una vez más al lado de los más fuertes contra los débiles...

    De Blogger Geshcann, A las 9:54 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal